El problema de las humedades por filtración

0

Replies

El problema de las humedades por filtración

Las humedades por filtración son muy habituales en todo tipo de edificaciones, siendo uno de los problemas que más ocupan a cualquier perito. Por ello, hoy en Arquiges, os revelamos las claves sobre esta deficiencia que tantas incomodidades genera en los usuarios.

Probablemente, todos hayamos vivido la desagradable experiencia de encontrarnos en nuestras paredes o techos con alguna mancha como fruto de las humedades por filtración y nos hemos preguntado cuál es su causa, las consecuencias, así como las posibles soluciones. Con el objetivo de resolver todas estas dudas, pasamos a explicar todas las particularidades de este tipo de deficiencias.

1. Motivos

Teniendo como origen común la entrada de agua desde el exterior, estas humedades pueden motivarse por las siguientes causas concretas:

- Fisuras y grietas en los cerramientos.

- Deficiente impermeabilización.

- Encuentros entre elementos mal resueltos (ventanas, juntas...).

- Falta de mantenimiento.

En todos ellos, se evidencian problemas funcionales en la edificación, que en su mayoría fueron ocasionados por un mal empleo de los recursos en el origen de la construcción y, aunque la mayoría de ellos presentan una cómoda solución, pueden generar graves consecuencias si no se detectan a tiempo.

En otros casos, los múltiples intentos no fructíferos de reparación llegan incluso a agravar la situación.

2. Consecuencias

Como hemos explicado brevemente, una amplia mayoría de las humedades por filtración son originadas por una mala praxis en la arquitectura original. Se deben fundamentalmente a una equivocada utilización de los materiales y su deficiente colocación.

Un buen perito será capaz de localizar estos focos observando las consecuencias de la filtración del agua, capaz de provocar múltiples situaciones que perturben nuestra seguridad y comodidad:

- Disgregaciones.

- Envejecimiento de materiales

- La aparición de entradas directas de agua.

- Chorreos de oxidación.

Este tipo de problemas pueden generar graves inconvenientes de habitabilidad y de salubridad, pudiendo favorecer la aparición de otro tipo de humedad como es la de condensación.

Esta última es especialmente grave para las personas que sufren problemas respiratorios, por lo que si estás en esta tesitura no dudes en contactar urgentemente con algún perito experto en la materia.

humedad

3. Tipos de humedades y soluciones

Aunque existen otras alternativas viables, la solución más común a este tipo de humedades es la retirada parcial o total de la zona afectada para una correcta rehabilitación, que impida por completo la filtración de agua.

Más allá de las soluciones, podemos distinguir zonas típicas por donde se filtra el agua:

- Bordes: Es habitual la filtración de agua en estos elementos a través de los bordes de las piezas.

- Relieves: Se producen debido al cruce entre dos piezas más o menos perpendiculares. Son muy habituales en los balcones.

- Huecos de ventana: Al igual que en el caso anterior, la perpendicularidad de los elementos es el motivo de la filtración.

- Paños ciegos: Se producen como consecuencia de la aparición de fisuras y grietas previas en la construcción.

Si has identificado en tu casa alguno de estos problemas, no dudes en contactar con un perito. En Arquiges contamos con un experto equipo de profesionales capaz de localizar los focos de estos problemas y diseñar la solución más eficiente.

Share Your Thoughts  

Últimas noticias