¿Qué son los ensayos no destructivos y para qué sirven?

0

Replies

¿Qué son los ensayos no destructivos y para qué sirven?

El primer paso para la detección de elementos defectuosos en una vivienda o edificio es la evaluación. En Arquiges, nuestro equipo de arquitectos en Sevilla, te contamos por qué los ensayos no destructivos son la técnica de peritación ideal para cualquier edificación.

Estas técnicas de medición, como su propio indican, son ideales para aquellas edificaciones habitadas, ya que permiten identificar al completo el estado de los materiales sin necesidad de fracturar ningún elemento y ocasionar molestias a los inquilinos de la casa.

Por tanto, este tipo de ensayos no destructivos no sólo son ideales para responder a las dudas visibles, o no, de los habitantes de un edificio sobre los defectos del mismo, sino que también poseen un gran valor a la hora de la rehabilitación de edificios, pues posibilita ahorrar costes y tiempo al conseguir evitar la destrucción de elementos que se encuentran en buen estado, lo cual es especialmente útil para las fachadas.

Existen técnicas especialmente caras por la utilización de tecnologías muy desarrolladas, tales como los rayos X, que además requieren el empleo de un laboratorio. Sin embargo, estos ensayos son más adecuados para piezas de un alto valor arquitectónico, donde hay que extremar los cuidados en cada una de las piezas, elevando el coste final del trabajo.

No obstante, estas no son las más habituales para una vivienda o edificio particular, puesto que aparecen otro tipo de técnicas mucho más accesibles para un equipo de arquitectos en Sevilla, gracias a su sencillez y a las facilidades que ofrece para la peritación.

¿Cuáles son las técnicas no destructivas más utilizadas?

1. Medición del índice de rebote

Se trata de un tipo de ensayo no destructivo que mide la resistencia del hormigón a través del esclerómetro, un instrumento diseñado por el ingeniero suizo Ernest Schmidt que establece el índice de rebote, una variable sin dimensiones que establece la dureza superficial del hormigón relacionándola con la resistencia experimental.

2. Ultrasonidos

Los equipos de ultrasonido se encargan de medir la velocidad de propagación de las ondas con el objetivo de evaluar daños internos, así como para analizar espesores residuales con corrosión. Es un mecanismo basado en la impedancia, la resistencia de un circuito al flujo de una corriente eléctrica alterna.

3. Georradar

Esta técnica basada en la emisión de ondas electromagnéticas, de tal manera que estableciendo el tiempo de llegada de las mismas, permite establecer defectos en las interfases de los materiales, tales como fisuras, huecos o un enorme número de irregularidades como las armaduras en el hormigón.

4. Termografía

Como ya explicamos en este post, es la técnica ideal para evaluar la calidad energética de los edificios, posiblitando la detección de defectos de aislamiento o puentes térmicos, entre otros. Es una de las tecnologías que más se está desarrollando en nuestros días por los grandes resultados que proporciona.

Los ensayos no destructivos son la solución ideal manejada por Arquiges, nuestro equipo de arquitectos en Sevilla, para evaluar defectos estructurales y funcionales en edificios, así que no dudes en consultarnos para que tu vivienda cuente con las técnicas más eficientes de medición.

Share Your Thoughts  

Últimas noticias