¿Cuáles son los plazos de responsabilidad en los defectos de construcción?

0

Replies

¿Cuáles son los plazos de responsabilidad en los defectos de construcción?

Los defectos de construcción son más habituales de lo que parecen y pueden perturbar seriamente nuestra seguridad. En Arquiges, nuestro equipo de arquitectura es experto en identificar estos problemas.

Puesto que son difíciles de detectar sin una peritación adecuada, en este post ya te contamos cuáles son los distintos tipos de defectos de la edificación para que puedas relacionar cualquier anomalía con ellos. Sin embargo, según el modelo de daño existen distintos plazos de responsabilidad demandables que te detallamos a continuación, para los cuales es muy importante que tales fallos queden totalmente acreditados.

Diez años

Si la peritación ha demostrado errores en elementos estructurales que hagan peligrar seriamente la estabilidad del edificio podremos reclamar durante un plazo de diez años. Hablamos de problemas relacionados con las vigas, los muros de carga o la cimentación del edificio.

Se trata de problemas de suma importancia que atentan contra nuestra seguridad, los cuales requieren de la intervención urgente de arquitectos que evalúen los daños y tomen las medidas oportunas.

Tres años

En caso de que el problema no sea estructural, podríamos estar hablando de un defecto de habitabilidad o funcionalidad en la construcción, según el cual el plazo de responsabilidad quedaría reducido a los tres años. Hablamos de errores que no afectan gravemente a la seguridad de la vivienda, pero sí al confort y la habitabilidad, siendo también demostrables por un equipo de profesionales de la arquitectura.

La salubridad y las humedades del edificio, la protección mínima del mismo contra el ruido y otros problemas funcionales como el ahorro de energía o el aislamiento térmico son los fallos más comunes para esta tipología.

Un año

Los fallos que menos gravedad revisten son aquellos relacionados con la terminación y el acabado de los edificios, pues únicamente son reclamables si se producen durante el plazo de un año tras la finalización

No obstante, si no se solucionan rápido también podrían acabar afectando nuestra seguridad y salubridad, por lo que también es necesario identificarlos con la inmediatez suficiente y evitar así el agravamiento del problema, lo que evidentemente contribuirá a un confort total de los habitantes de la vivienda o edificio.

Para reclamar cualquiera de estos daños en los Tribunales es muy importante tener en cuenta que tales anomalías prescribirán en el plazo de dos años, por lo que si detectas el mínimo problema la mejor opción es contactar cuanto antes con un equipo de arquitectos para tener la posibilidad de solucionar el problema sin que se convierta en algo inasumible para tu seguridad y el bolsillo.

En Arquiges contamos con un gran equipo de arquitectura capaz de identificar y resolver todos estos problemas con técnicas de medición y ensayos no destructivos. Por tanto, si identificas, alguna incomodidad o defecto, por más mínimo que sea, no dudes en contactarnos para que el simple hecho de estar en tu casa nunca sea un problema para tu seguridad.

Share Your Thoughts  

Últimas noticias