El aislamiento térmico del edificio para evitar humedades

0

Replies

El aislamiento térmico del edificio para evitar humedades

 

La aparición de humedades es uno de los problemas más frecuentes en los edificios. En Arquiges, arquitectos y peritos, te contamos todo lo que debes saber acerca de la Ley de Propiedad Horizontal y qué tiene que ver con el aislamiento térmico en las comunidades de vecinos.

Los edificios y construcciones, a lo largo de su existencia, pueden presentar muchos tipos de problemas, que tienen que ver con las grietas, el asentamiento, las infiltraciones de aire y muchos más, que son detectados gracias a la evaluación de la calidad edificación que llevan a cabo los arquitectos peritos.

En este caso, gracias a sistemas de medición que tienen que ver con la termografía, podemos encontrar la incidencia de problemas como las humedades, que pueden evitarse con el aislamiento térmico del edificio en cuestión. Y esto se debe a que todos los edificios no son iguales energéticamente. En este ámbito hemos de tener en cuenta factores como la localización, la orientación del edificio o los materiales de construcción, entre otros.

Si hablamos de la eficiencia energética de un edificio nos referimos a que dicha vivienda cuenta con la capacidad de aislar el ambiente del interior del exterior, manteniendo una temperatura fresca en verano y cálida en invierno. Sin embargo, debido a la novedad de los requisitos que hacen posible dicha eficiencia energética, la mayoría de las viviendas que existen en España no cuentan con esta característica.

Concretamente, los edificios construidos antes del año 2006, fecha en que se aprobaba el Código Técnico de la Edificación, cuentan con unos requisitos de aislamiento muy básicos o, directamente, han sido construidos sin seguir requisitos específicos.

Esta carencia puede solventarse mediante una rehabilitación energética del edificio, creando las condiciones térmicas óptimas de la vivienda.

Las ventajas de esta rehabilitación son, entre otras, la reducción de pérdidas de frío y calor de la casa, consecución de una temperatura homogénea que permita la comodidad de sus habitantes, prevención de humedades o reducción del consumo energético de la vivienda.

Así, el artículo 10 de la Ley de Propiedad Horizontal afirma que la comunidad de propietarios del edificio tiene la obligación de mantener el inmueble en condiciones de conservación y mantenimiento adecuadas.

No son pocos los casos en los que las comunidades de propietarios se ven obligadas, a partir de sentencias, a acometer las reparaciones que sean necesarias para la óptima conservación del edificio y el mantenimiento de los elementos de la comunidad que no se encuentren en buen estado.

Esto conlleva que los propietarios tienen el derecho de poder demandar judicialmente a la Comunidad en caso de incumplimiento de esta obligación. Dicho derecho está reconocido por la ley, de modo que no es posible la existencia de acuerdos comunitarios que desestimen reparaciones o actuaciones en el edificio.

El objetivo que nos marcamos en Arquiges, arquitectos peritos, es determinar el problema existente en el edificio y solucionarlo de forma eficiente. Somos expertos en la evaluación de la calidad del edificio y en su rehabilitación energética. ¡Consúltanos!

Share Your Thoughts  

Últimas noticias